La guerra étnica de Bosnia

Por Micaela Delfino

Introducción

La política de purificación étnica no fue la consecuencia sino el objetivo de la guerra en Bosnia, que se desarrolló de 1992 a 1995. La depuración étnica durante el período bélico provocó no solamente desplazamientos de poblaciones –más de la mitad de la población bosnia– al interior del país sino también el surgimiento de olas de refugiados. Asimismo, uno de los principales propósitos de los Acuerdos de Paz de Dayton fue el regreso de los refugiados y personas que se habían desplazado de su hogar de origen. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional para revertir los efectos de la limpieza étnica, los extremistas nacionalistas al poder no cesaron. De esta manera, comparándolo al día de hoy, no obstante la presencia de diferentes grupos étnicos en la Bosnia actual, ésta apenas se parece a la multietnicidad que poseía antes de la guerra.

Desarrollo

Primeros enfoques

La federación, que se denomina desde ese entonces la República Federativa Yugoslava (RFY) no reúne más de tres repúblicas: Serbia, Bosnia-Herzegovina y Montenegro.  Los diputados croatas y musulmanes de Bosnia-Herzegovina, con miedo de encontrarse solos frente a Serbia dentro de una federación que en mayor medida estaba dominada por Belgrado, votan la independencia de la república el 15 de octubre de 1991. Los serbios de Bosnia rechazan esta división y reclaman el derecho de formar parte de la RFY, presidida por el serbio Slobodan Milošević.

La guerra estalla en Sarajevo, capital de Bosnia, en abril de 1992, luego del referéndum positivo a la independencia y el reconocimiento de la comunidad internacional del nuevo Estado, presidido por el musulmán Alija Izetbegovic. Los enfrentamientos entre serbios, croatas y musulmanes se extienden rápidamente en todo el país. Las milicias serbias, sostenidas por la armada federal, emprendiendo la conquista de territorios mayormente serbios. Con el objetivo de la “purificación étnica”, intentaron de expulsar a los croatas y a los musulmanes.

No obstante, los problemas en Bosnia comenzaron antes de 1992. Después de la muerte de Josip Broz Tito en 1980 y la caída del campo socialista, Yugoslavia no tenía ninguna chance de sobrevivir: era claro que iba a dividirse. Podríamos suponer que la sangre correría, ya que siempre hay caídos cuando los imperios se desmoronan. Pero nadie podría haber imaginado que a fin del siglo XX, en el corazón de Europa, podríamos presenciar una masacre tan monstruosa durante varios años.

El desfile de soberanías –típico para el período de semi-desintegración de un país– provocó un serio conflicto entre las repúblicas y el centro de Serbia. Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina y Macedonia intentaron una secesión, a lo cual Serbia se opuso y utilizó su principal activo: un número significativo de serbios que vivían en las repúblicas nacionales. Ellos eran los menos numerosos en Macedonia, lo que permitió que el país lograra su independencia con relativa rapidez y facilidad. Pero, sin embargo, eran más numerosos en Bosnia y Herzegovina, que fue menos afortunado que los demás. La situación en Bosnia era, además, de las más difíciles dadas sus particularidades geográficas: sobre el territorio de Bosnia y Herzegovina, las comunidades serbias y bosnias se mezclaron, e incluso con la mejor voluntad del mundo, hubiese sido imposible dividir este país en dos partes.

La distribución étnica de Bosnia y Herzegovina era sumamente peculiar: encontramos un territorio dividido entre sectores con una mayoría de serbios, otros con mayoría de croatas, otros bosnios, yugoslavos, y luego las diferentes fusiones: serbios croatas, serbios bosnios y bosnios croatas, además de diversos grupos como albanos y judíos.

Repartición étnica de la población de Bosnia y Herzegovina antes de 1991

 bosnia1[1]

Luego de la declaración de la independencia de Bosnia-Herzegovina, el 3 de marzo de 1992, una gran cantidad de serbios bosnios rechazaron su nuevo status de “grupo minoritario”, aunque estaban reconocidos como uno de los tres pueblos constitutivos del nuevo Estado. Muchos serbios de Yugoslavia preferían una unión con Serbia y Montenegro para poder formar un nuevo Estado en el cual ellos serían mayoría. Es así que, desde la declaración de la independencia bosnia, atacaron ciertas aldeas y ciudades del norte y del este del país con el objetivo de “limpiar” étnicamente los territorios de las poblaciones no-serbias y de unir estos territorios purificados en Serbia. El proceso de purificación étnica fue entonces una estrategia militar y uno de los objetivos principales de la guerra de 1992-1995.

Aunque los croatas y bosnios se hayan opuesto militarmente antes de formar la “Federación croato-musulmana” en marzo de 1994, y que los campos de prisioneros bosnios bajo el control croata hayan existido, fue esencialmente la política llevada a cabo por los serbios la que la Organización de las Naciones Unidas ha calificado de purificación étnica, que provocó desplazamientos de la población dentro de todo el territorio bosnio y modifica profundamente la repartición de las etnias.

¿Qué es una limpieza étnica?

Una “limpieza étnica es una política deliberada diseñada por un grupo étnico o religiosa para remover de manera violenta y por medidas inspiradoras de terror la población civil de otros grupos étnicos o religiosos de ciertas áreas geográficas”.[2]

En agosto de 1993 ya podemos observar cómo se llevó a cabo, sobre todo con gran claridad en la parte derecha cómo disminuye la población musulmana en ese sector del país.

bosnia2 [3]

 

Fin de la guerra: acuerdos de Dayton

El Acuerdo Marco General para la Paz en Bosnia y Herzegovina, también llamado Protocolo de Paris, pero más conocidos como Acuerdos de Dayton fueron firmados el 14 de diciembre de 1995 con el objetivo de finalizar los combates interétnicos que se llevaron a cabo en el territorio bosnio.

Del 1 al 21 de noviembre de ese año, sobre la base aérea de Wright-Patterson, cerca de Dayton, Ohio, Estados Unidos, se realizaron las negociaciones a fin de terminar con la guerra de Bosnia que hizo estragos durante tres años la república yugoslava. Los principales participantes de este acuerdo fueron los presidentes de Serbia (Slobodan Milošević), de Croacia (Franjo Tuđman) y el de Bosnia (Alija Izetbegović), como también el negociador estadounidense Richard Holbrooke, entre otros. Se resuelven los siguientes puntos:

  • Se establece la partición casi exacta de Bosnia-Herzegovina entre la Federación de Bosnia y Herzegovina (croato-bosnia) y la República serbia de Bosnia (Srpska), como también el despliegue de una fuerza de paz multinacional, el IFOR (compuesto por 63000 hombres y dirigida por la OTAN), dado que un sistema gubernamental tripartito complejo permite conservar la integridad territorial de Bosnia, dejando una amplia autonomía a las entidades croato-musulmanas de una parte y serbias de la otra.[4]
  • Los serbios deben restituir el último bastión secesionista de Croacia, la región de Eslavonia.

bosnia3

Aunque hayan sido firmados en Paris, estos acuerdos han pasado a la historia bajo el nombre de Dayton. Según el historiador Tony Judt, la insistencia francesa para recibir la ceremonia de firmas “no hizo más que atraer la atención sobre la reticencia anterior de la Francia a reaccionar contra los serbios”[5]

Genocidio de Srebrenica

La masacre o el genocidio de Srebrenica designa el asesinato de más de 8000 hombres y adolescentes bosnios musulmanes, que formaban parte de un grupo nacional dentro de la Yugoslavia titista, en la región de Srebrenica en Bosnia-Herzegovina en el mes de julio de 1995 (del 13 al 22 de julio), durante la guerra. Es considerado la peor masacre cometida en Europa luego de la Segunda Guerra Mundial.

Este asesinato masivo fue llevado a cabo por unidades del Ejército de la República de Srpska y por un grupo paramilitar serbio denominado como “Los Escorpiones”. Se produjo, paradójicamente, en una zona previamente declarada como “segura” por las Naciones Unidas, ya que decía que se encontraba bajo la protección de 400 cascos azules neerlandeses.[6] La masacre, que primero se había realizado con el objetivo de la eliminación de los varones bosnios musulmanes, incluyó luego el asesinato de niños, adolescente, mujeres y ancianos para poder lograr la limpieza étnica de la ciudad.

Luego de los Acuerdos de Dayton, Srebrenica está ubicada en la subdivisión de la República Srpska dentro de Bosnia y Herzegovina y su mayor población es serbia.

Según el sociólogo e historiador estadounidense Michael Mann, el genocidio es el grado más extremo de violencia intergrupal y el más extremo de todos los actos de limpieza étnica.[7] Para el autor, el impacto de los genocidios durante el siglo XX es devastador no sólo por el número de víctimas, que cifra en más de 70 millones de personas, sino también por la extrema crueldad de las agresiones.

Según el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) y la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para que las acciones sean juzgadas como genocidio, debe haberse dado la destrucción física o biológica de un grupo protegido y una intención específica de cometer tal destrucción, y es por dicha razón que hasta el momento sólo la masacre de Srebrenica ha sido declarada como un acto tal.[8]

Juicio ante la Corte Internacional de Justicia

El juicio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) surgió a raíz de una demanda iniciada en 1993 por Bosnia y Herzegovina contra Serbia y Montenegro acusándole de genocidio. En su sentencia de 2007, la CIJ determinó que Serbia no tuvo responsabilidad por el genocidio cometido por las fuerzas serbias de Bosnia en la masacre de Srebrenica. No obstante, la Corte llegó a la conclusión de que Serbia no había actuado para impedir la masacre de Srebrenica y tampoco había castigado a los responsables, especialmente identificados el general Ratko Mladić y el Primer Ministro serbobosnio Radovan Karadžić, acusados ambos por el TPIY bajo los cargos de crímenes de guerra y genocidio, y capturados tras la presión de la comunidad internacional en 2011 y 2008 respectivamente.

 

Conclusiones finales

De esta tragedia, la humanidad debe imperativamente concluir una simple y desagradable verdad: todo podría volver a pasar. Tal como ocurrió con la Shoá o el Holocausto –cosa que creíamos no volvería a pasar–, el genocidio armenio previamente, y posteriormente los genocidios de Ruanda y de Camboya, entre tantos otros, éstos son sucesos que surgen no de este último siglo pasado sino desde hace varios, como, por ejemplo, con la colonización de territorios, y no estamos eximidos de que nuevamente se generen.

Decía Michael Mann como “la limpieza criminal es moderna porque es el lado oscuro de la democracia”, dadas las crecientes relevancias políticas de la gente corriente, que aumentan las tendencias a “limpiar” la población de las minorías étnicas indeseables pero con enorme poder en una democracia. Por ello, destaca el autor que la amenaza del genocidio y la limpieza étnica corre el riesgo de convertirse en endémica con la modernidad.[9]

Sin embargo, debemos tener confianza en que las reglas del derecho internacional y las cooperaciones entre Estados dificulten la posibilidad de que actos atroces como la matanza de personas y la limpieza étnica vuelvan a suceder. Como diría Ana Frank, de hacer la guerra “el hombre común y corriente también se alegra (…)” pero no por eso debemos abandonar nuestras esperanzas, aunque puedan parecernos absurdas e irrealizables, ya que tenemos que creer, a pesar de todo, en la bondad innata del hombre.[10]

Bibliografía

  • Judt, Tony,« Après-guerre : une histoire de l’Europe depuis 1945 », Ediciones Grand Pluriel, 2005
  • Report of the Commission of Experts Established Pursuant toUnited Nations Security Council Resolution 780(1992), 27 May 1994
  • Mayos Solsona, Gonç “La barbarie analizada (Michael Mann, “El lado oscuro de la democracia. Un estudio sobre la limpieza étnica”) en “Pasajes de pensamiento contemporáneo”, Universidad de Valencia, España, Otoño 2010
  • Los Acuerdos de Dayton: http://www.cvce.eu/obj/the_dayton_peace_agreement_paris_21_november_1995-en-b87f31f6-2c03-420c-8689-6cb134732335.html
  • Kinder, Hermann; Hilgemann, Werner; Hergt, Manfred. “Atlas Histórico Mundial. De los orígenes a nuestros días.” Editorial Akal, España, 2012
  • CEDH, sentencia del caso Jorgic v. Alemania, 12 de julio de 2007
  • Williams, Daniel. “Srebrenica Video Vindicates Long Pursuit by Serb Activist”, Washington Post Foreign Service, 2005
  • Frank, Ana, “El diario de Ana Frank” (“Het Achter-Huis”), Editorial Gradfico, Buenos Aires, 2007

[1] Kinder, Hermann; Hilgemann, Werner; Hergt, Manfred. “Atlas Histórico Mundial. De los orígenes a nuestros días.” Editorial Akal, España, 2012, p. 318

[2] Report of the Commission of Experts Established Pursuant to United Nations Security Council Resolution 780 (1992), 27 May 1994, p.33

[3] Kinder, Hermann; Hilgemann, Werner; Hergt, Manfred. “Atlas Histórico Mundial. De los orígenes a nuestros días.” Editorial Akal, España, 2012, p. 318

[4] http://www.cvce.eu/obj/the_dayton_peace_agreement_paris_21_november_1995-en-b87f31f6-2c03-420c-8689-6cb134732335.html

[5] Judt, Tony, « Après-guerre : une histoire de l’Europe depuis 1945 », Ediciones Grand Pluriel, 2005, p. 790. Traducción propia del francés al castellano.

[6] Williams, Daniel. “Srebrenica Video Vindicates Long Pursuit by Serb Activist”, Washington Post Foreign Service, 2005

[7]  Mayos Solsona, Gonçal. “La barbarie analizada (Michael Mann, “El lado oscuro de la democracia. Un estudio sobre la limpieza étnica”) en “Pasajes de pensamiento contemporáneo”, Universidad de Valencia, España, Otoño 2010, p.145 y ss.

[8] CEDH, sentencia del caso Jorgic v. Alemania, 12 de julio de 2007

[9] Mayos Solsona, Gonçal. “La barbarie analizada (Michael Mann, “El lado oscuro de la democracia. Un estudio sobre la limpieza étnica”) en “Pasajes de pensamiento contemporáneo”, Universidad de Valencia, España, Otoño 2010, p.149.

[10] Frank, Ana, “El diario de Ana Frank” (“Het Achter-Huis”), Editorial Gradfico, Buenos Aires, 2007

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s